TERMOPANEL

El vidrio es un elemento de gran importancia para conseguir un
buen aislamiento térmico y acústico.
Un buen vidrio, debe cumplir una serie de requisitos:
• Respecto al aislamiento térmico:
• Debe evitar la pérdidas térmicas a través de la superficie
acristalada.
• Debe proteger de los rayos solares.
• Respecto al aislamiento acústico:
• Debe reducir lo máximo posible el ruido del exterior.
• Debe ser resistente a los agentes externos.

A través del vidrio se produce una transferencia de energía debido
a la diferencia de temperaturas existente entre el interior y el exterior
de la vivienda. Para mejorar el aislamiento térmico de los vidrios (U),
se fabrican vidrios con cámaras de aire intermedias conocidos como
acristalamientos aislantes térmicos (AAT). Éstos están constituidos
por dos vidrios, un espaciador metálico que marca el espesor de la cámara
y un doble sellado con butilo y polisulfuro (o silicona).
Un vidrio con un factor U bajo reduce las pérdidas de energía, lo que supone
un considerable ahorro de calefacción en invierno y aire acondicionado en verano.

← VOLVER